¿CÓMO DEBEMOS COMPORTARNOS EN CUALQUIER JUICIO? ACTITUD DEL CLIENTE EN EL JUICIO

ACTITUD DEL CLIENTE EN EL JUICIORelevancia de la actitud del cliente en el juicio

Cuando una persona no habituada va a presentarse a un juicio, es necesario que tenga en cuenta ciertas pautas y actitudes, que su abogado se encargará de enseñarle previo a la cita en los tribunales, para que la acción pueda llevarse a cabo de una manera más fluida y dinámica, en beneficio de los intereses del cliente.

En un procedimiento legal, es importante que destaquemos entre dos tipos de contenidos distintos que el abogado necesitará transmitir al cliente antes de asistir al juicio: los contenidos asociados al desarrollo de la vista, y las normas básicas y esenciales que el cliente deberá seguir en la sala.

Contenidos asociados al desarrollo de la vista

El abogado deberá explicarle a su cliente, todo lo relacionado al juicio: en qué consiste, cómo se llevará acabo, cuáles serán los interrogantes, cómo actuar frente a un interrogatorio, y otros aspectos básicos. Esta información, le brindará al cliente cierto grado de confianza y seguridad, que le hará desarrollarse con mayor solvencia y naturalidad a la hora de enfrentar el juicio.

Normas básicas y esenciales en un juicio

Al estar frente a un tribunal, es importante que se respeten ciertos códigos de actitud del cliente en el juicio, mediante los cuales tanto el abogado como el cliente tendrán la seguridad de no sufrir ningún inconveniente. De hecho, hay muchos casos en los que un cliente no ha actuado de la manera adecuada en un tribunal, ocasionando así graves problemas a su parte. Desde simples gestos hasta la postura física, estos aspectos son considerados fundamentales para la correcta presentación ante cualquier clase de juicio.

Miradas al propio abogado: En ocasiones, el cliente suele mirar a su abogado, cuestionando alguna actitud que no comprende o bien solo por el hecho de querer transmitirle algún desacuerdo o información momentánea. Estas actitudes no son muy óptimas frente a un tribunal, ya que además de generar cierto nivel de desconfianza ante el juez, este reprimirá todas estas actitudes, creándose así una incidencia desfavorable durante el juicio. Cabe agregar que cuando el abogado hace algún gesto o mirada hacia el cliente, con el simple fin de generarle a éste cierta confianza y tranquilidad, la situación será totalmente distinta.

Gesticulaciones: Si bien es normal que frente a una situación desconocida y más aún frente a tanta tensión, los seres humanos desarrollen ciertos gestos de intranquilidad y ansiedad, debes saber que estos son aspectos no muy bien vistos ante un juez. Esta clase de actitud del cliente en el juicio podría interpretarse de manera equivocada, pensando tal vez que el cliente desmiente involuntariamente a través de sus gestos lo que dice su abogado, o entendiendo que las gesticulaciones puedan ser un medio de distracción hacia el tribunal. Es por esto, que ante una audiencia, se aconseja mantenerse lo más calmado posible, lo que permitirá ofrecer al juez una sensación tranquilidad y confianza.

Discutir con el abogado contrario: Es muy común durante un juicio, que el cliente se sienta de alguna manera atacado u ofendido frente al interrogatorio del abogado contrario. Es por esto que en ocasiones, el cliente suele responder de manera agresiva, alentando a una confrontación con el abogado opuesto. Este es un hecho poco óptimo ante el juez. El abogado debe hacer saber a su cliente que él será quien estará ahí para defenderle en caso de que el interrogatorio se vuelva anormal o se muestre alguna falta de respeto, y además el juez está presente y él será quien tome la decisión final.

Otros aspectos a tener en cuenta: En definitiva, es necesario tener en cuenta los aspectos básicos de comportamiento que la situación misma exige propiciando una actitud del cliente en el juicio favorable a sus intereses. Obviamente no es lo adecuado tutear al juez, ni tampoco contestar a un interrogatorio con las manos en los bolsillos. Si bien son hechos que pueden parecer insignificantes y sin la menor repercusión, causarán la inmediata desaprobación por parte del juez o magistrados, algo que no es claramente conveniente si se desea salir beneficiado del juicio.

Dedicar algunas horas a practicar estas sencillas prácticas, puede ser algo muy beneficioso a futuro, cuando estemos frente al tribunal, por lo que es altamente recomendable que el cliente y el abogado se reúnan previamente al juicio, para aclarar todo este tipo de detalles y aspectos importantes a tener en cuenta.

Print Friendly
[Total:4    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados