DENUNCIAS FALSAS PARA COBRAR EL SEGURO: ¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS?

DENUNCIA FALSA PARA COBRAR EL SEGUROCada vez son más los casos en los que encontramos a personas imputadas por “Simulación de Delito” o “Delito de Estafa” por el hecho de haber presentado denuncias ilícitas con el objetivo de obtener indemnizaciones de las compañías de seguros. Es muy importante saber que podemos vernos envueltos en un gran problema judicial al actuar de esta manera.

En el caso de “denuncias ilícitas” (no del todo ciertas), realizadas con el fin de obtener alguna ganancia al supuestamente haber perdido de alguna manera algún bien, ya sea por pérdida propia o por hurto, las aseguradoras, así como lo indican la gran mayoría de estas en sus cláusulas, solo se verán obligadas a brindar indemnización si la pérdida se ha generado en medio de un acto de robo a fuerza e intimidación.

El verdadero problema ante este tipo de situaciones, es que ya son muchos los comerciantes e incluso los propios agentes de aseguradoras, los que aconsejan de manera errónea a sus clientes (con el fin de no perderlos), el hecho de denunciar un extravío en la Comisaría, como si se tratara de un hurto. Es justamente aquí cuando nos vemos ante un “delito de simulación de delito”.

En estos casos, el supuesto agredido llega a la Comisaria alegando que ha sufrido un robo, en la mayoría de los casos mediante el famoso “tirón”, en el cual el ladrón escapa tan rápidamente que no es posible identificar su rostro. El “agredido” pasa a declarar ahora que le han sido robados una serie de pertenencias (bolsos, gafas, billeteras y curiosamente una extraña cantidad de dinero, mucho mayor a lo que cualquier persona llevaría en su cartera un día cualquiera).

Tras la declaración, la Policía comenzará a realizar una investigación con los pocos (casi nulos) datos que la supuesta víctima ha proporcionado en base a la figura de su agresor (complexión, edad, raza, altura, etc.). Es justo aquí cuando el montaje empieza a caer, al no mostrar la víctima demasiado interés en identificar a su agresor, no presentándose por ejemplo a la comisaría a identificar posibles sospechosos, por supuesta falta de tiempo u otros motivos pocos claros.

Ante la constante presión de los agentes de investigación policial, la víctima suele ceder y admitir que realmente su versión de la historia no ha sido del todo cierta, sino que solo ha estado siguiendo consejos de alguien más, para obtener así alguna ganancia de un simple extravío.

Es justamente en este momento y frente a tal actuación, que la falsa víctima puede verse envuelta en un gran lío judicial, por dos claros delitos: Delito contra la Administración de Justicia por haber realizado una falsa denuncia, y Delito contra el Patrimonio y Orden socioeconómico por haber pretendido realizar lo que se considera una estafa, en caso de que efectivamente se le haya  informado a la agencia aseguradora del caso, y esta haya procedido a brindar la indemnización.

El Precepto de la Simulación de Delito, se acoge bajo el artículo 456 del Código Penal, el cual hace tan solo un par de años ha sido modificado por la LO 1/2015 de Marzo y ha entrado en vigor desde el 1 de Julio del 2015.

“Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario  judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados:

1º Con la pena de prisión de multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito grave. 

2º Con la pena de multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito menos grave.

3º Con la pena de multa de tres a seis meses, si se imputara una falta.

“No podrá procederse contra el denunciante o acusado sino tras sentencia firme  o Auto también firme, de sobreseimiento o archivo del Juez o Tribunal que haya conocido de la infracción imputada. Estos mandarán proceder de oficio contra el denunciante o acusador siempre que de la causa principal resulten indicios bastantes de la falsedad de la imputación, sin perjuicio de que el hechos pueda también perseguirse previa denuncia del ofendido.”

DENUNCIAS FALSASEs por este tipo de hechos, que no recomendamos dejarse llevar por simples consejos y asesoramientos a través de los cuales se podrían obtener ciertas indemnizaciones de las empresas aseguradoras, ya que al proceder de esta manera, podrías verte envuelto en un gran problema judicial, del cual podrás tardar mucho en salir y el cual podrá dejarte antecedentes penales.

Si tienes algún tipo de duda con respecto a este tema, puedes comunicarte con nosotros a través de nuestra página web. Nos aseguraremos de resolver todas tus inquietudes a la mayor brevedad.

 

[Total:2    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube

Acerca de LOROÑO ABOGADOS

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario