LOS GASTOS DEL DIVORCIO

GASTOS DEL DIVORCIORespecto de los gastos del divorcio podría decirse que iniciar un proceso de divorcio es equiparable a ver la punta de un iceberg porque lo que se ve por encima del agua no es más que 1/9 parte de la enorme masa de hielo que está bajo el agua. Lo mismo pasa con los gastos del divorcio, lo que se vislumbra a simple vista no es nada respecto a lo que resulta luego de iniciada la demanda de divorcio. Uno de los aspectos más alarmantes del divorcio son los costos que conllevan. El pago de abogado, procurador, pensiones (alimenticia, compensatoria), liquidación de la sociedad, etc. Por eso es muy importante que busques un acuerdo con tu pareja y busques el mutuo acuerdo a fin de abaratar los costes inherentes a cualquier divorcio o separación.

Ahora, si ha sido imposible llegar a un acuerdo no todo está perdido, si bien los divorcios contenciosos suelen ser a veces más caros es importante que sepas que es imposible saber a cuánto ascienden los gastos de un divorcio, cada caso es distinto y dependerá de los ingresos de los cónyuges, del patrimonio familiar, del tipo de régimen bajo el cual contrajeron matrimonio, del número y edades de los hijos, entre otras cosas.

El divorcio puede significar un desgaste emocional y económico muy fuerte. Ambas partes pueden llegar a verse muy afectadas en sus bolsillos. De acuerdo con los estudios realizados en España, son los hombres los que más afectados resultan en su economía pues son las mujeres las que de modo regular se quedan con la vivienda familiar. Esto porque las que casi siempre gozan de la guarda y custodia de los hijos son las mujeres a pesar de existir una clara tendencia hacia la custodia compartida. La mayoría de las veces es el esposo el que se ve en la necesidad de buscar una vivienda, continuar pagando la hipoteca o el alquiler de la casa, la pensión alimenticia y, cuando lo ordene el juez, la pensión compensatoria.

Respecto a los gastos que se generen durante el tiempo que pueda durar el divorcio esto es lo que debes tener en cuenta y, sobre todo, conocer.

  1. Lo habitual es que cada una de las partes cubra el 50% de los gastos del divorcio relativos a los honorarios del abogado y el procurador si se trata de un divorcio Express o mutuo acuerdo. Cuando se trata de un divorcio contencioso cada parte sufragará sus propios gastos del divorcio.

  2. Por ley a partir del 28 de febrero del 2015 se exenta de pago de tasas a las personas físicas judiciales.

  3. En caso de que uno de los cónyuges no pueda pagar los honorarios de un abogado que lo defienda se podrá solicitar al juez la “litis expensas”. El “litis expensas” es el derecho a solicitar a que uno de los cónyuges pague la totalidad de los costos del divorcio. esta prestación solo puede autorizarla el juez y únicamente se otorga mediante estudio que demuestre la insolvencia económica del solicitante.  O en su caso, el juez autorizara que se le asigne un abogado defensor por parte del Estado.

  4. Sin importar quien abandone la vivienda familiar, si hay hijos de por medio o, en su caso, que el juez permita la residencia por un tiempo a uno de los cónyuges, ambos deben continuar pagando el 50% del alquiler o hipoteca de la casa o apartamento.

  5. Tras el divorcio se establece el régimen de visitas, que son el derecho de uno de los padres a pasar tiempo con sus hijos. Esto significa que el progenitor que no vivía con los hijos precisa alquilar un piso con una o dos habitaciones extras para los días de visita. Esto significaría un gasto extra y dependerá del tipo de casa y barrio. Esto sin añadir los gastos que le generen la visita de los hijos que, además, no están contemplados en la pensión alimenticia.

  6. La pensión alimenticia que asigna el juez únicamente cubre gastos sobre las necesidades más básicas como gastos por alimentación, vestimenta, gastos médicos, pagos de matrícula y material escolar. Y esto por cada uno de los hijos del matrimonio. En promedio se paga de 250-500 euros. Los gastos extraordinarios no los cubre la pensión pero igual debe cubrir la mitad. Por ejemplo gastos de viajes escolares o festivales del colegio.

  7. Una opción amistosa y sana para ayudar a sopesar la situación económica en la que se queda tras el divorcio es la guarda compartida. Esto significa que ambos padres cuidarán de los hijos el 50% de los meses del año. Con ello  se asume que ninguno de los padres pagarían pensión alimenticia y asumirían los gastos que generen los hijos cuando están bajo su cuidado. Para poder conseguir la autorización de la guarda compartida es preciso que se llegue a un acuerdo entre los progenitores, lo que significaría que hay una buena relación entre ambos. Pero lamentablemente esto no es posible en los divorcios contenciosos, por lo que también cabe solicitarlo mediante demanda contenciosa y que el propio juzgado decida acerca de su conveniencia mediante sentencia judicial.

 

 

 

GASTOS-DIVORCIO

Print Friendly
[Total:5    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados