HABEAS CORPUS: UNO DE TUS DERECHOS SI HAS SIDO DETENIDO

HABEAS CORPUS DERECHOS DETENIDOSTodos nosotros, en nuestra vida diaria, estamos expuestos a situaciones y hechos, que en ocasiones pueden llegar a escapar de nuestro control. Nadie se encuentra libre de una detención, ya sea debido a la comisión de un delito grave, de un delito leve, o de una infracción administrativa, como lo puede ser una infracción de tráfico, o una alteración al orden público. Es justamente por este hecho, que es recomendable estar siempre informado respecto a cuales son nuestros derechos frente a una situación de detención policial y judicial.

Hoy en particular, te hablaremos del HABEAR CORPUS, un Derecho irrefutable que tendrás y del cual podrás hacer goce, frente a una situación de detención.

¿QUÉ ES EL HABEAS CORPUS?

El Habeas Corpus, se define como un procedimiento judicial, mediante el cual la persona detenida, podrá alegar ante un juez (de manera pública e inmediata a su detención), los hechos y circunstancias relacionados a su detención en sí, para poder así aclarar la situación. De esta manera, y posterior a la comparecencia ante el juez o el Tribunal, estas autoridades podrán delimitar, si el detenido deberá o no seguir en su condición de detenido.

El término “Habeas Corpus”, refiere en latín, a la expresión “Tengas el cuerpo”, lo que deja entender como el término en sí, hace referencia a los derechos del ciudadano, en su libertad individual.

El principal propósito de este procedimiento judicial es establecer, ante una detención, si las autoridades policiales han actuado de manera apropiada y correcta a la hora de haber llevado acabo la detención. Es por esto que mediante el Habeas Corpus, el detenido siempre tendrá el derecho a defenderse y explicar sus motivos.

Entre las tantas cosas que este procedimiento judicial implica, podemos encontrar el derecho del detenido, a que las autoridades que han llevado a cabo su detención, expliquen ante el juez o los tribunales, cuáles fueron los motivos exactos e la detención.

¿En qué principios se basa el HABEAS CORPUS?                              

HABEAS CORPUS DETENCION ILEGALPrincipalmente, este procedimiento está basado en una serie de principios, que te detallaremos con exactitud a continuación:

  • Rapidez: Se trata generalmente, de una solicitud rápida y oportuna al momento, que debe de ser procesada por las autoridades, en un plazo menor a las 24 horas.

  • Sencillez: Se trata también, de un proceso fácil y práctico, para el cual no se necesitará más que la palabra del propio acusado, el cual podrá incluso prescindir de su abogado, al momento de comparecer.

  • Generalidad: Todos tenemos derecho a aplicar este procedimiento, frente a una situación de detención; ninguna autoridad puede negárnoslo.

  • Efectividad: El Habeas Corpus no solo sirve para aquellas situaciones en que la detención es considerada injusta o ilegal, sino que también podrá ser aplicado frente a una situación, en que posterior a la detención, el detenido permanezca en condiciones ilegales.

¿Qué dice nuestra legislación con respecto al HABEAS CORPUS?

A continuación, te detallamos de manera literal, lo que nuestra legislación establece en cuanto a este Derecho y procedimiento.

Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo, reguladora del procedimiento de “Habeas Corpus”.

Artículo primero.

DERECHOS PRIVADOS DE LIBERTADMediante el procedimiento del «Habeas Corpus», regulado en la presente ley, se podrá obtener la inmediata puesta a disposición de la Autoridad judicial competente, de cualquier persona detenida ilegalmente.

A los efectos de esta ley se consideran personas ilegalmente detenidas:

  1. a) Las que lo fueren por una autoridad, agente de la misma, funcionario público o particular, sin que concurran los supuestos legales, o sin haberse cumplido las formalidades prevenidas y requisitos exigidos por las leyes.

  2. b) Las que estén ilícitamente internadas en cualquier establecimiento o lugar.

  3. c) Las que lo estuvieran por plazo superior al señalado en las leyes, si transcurrido el mismo, no fuesen puestas en libertad o entregadas al Juez más próximo al lugar de la detención.

  4. d) Las privadas de libertad a quienes no les sean respetados los derechos que la Constitución y las leyes procesales garantizan a toda persona detenida.

Artículo segundo.

Es competente para conocer la solicitud de «Habeas Corpus» el Juez de Instrucción del lugar en que se encuentre la persona privada de libertad; si no constare, el del lugar en que se produzca la detención, y, en defecto de los anteriores, el del lugar donde se hayan tenido las últimas noticias sobre el paradero del detenido.

Si la detención obedece a la aplicación de la ley orgánica que desarrolla los supuestos previstos en el art. 55.2 de la Constitución, el procedimiento deberá seguirse ante el Juez Central de Instrucción correspondiente.

En el ámbito de la Jurisdicción Militar será competente para conocer de la solicitud de «Habeas Corpus» el Juez Togado Militar de Instrucción constituido en la cabecera de la circunscripción jurisdiccional en la que se efectuó la detención.

Artículo tercero.

Podrán instar el procedimiento de «Habeas Corpus» que esta ley establece:

  1. a) El privado de libertad, su cónyuge o persona unida por análoga relación de afectividad, descendientes, ascendientes, hermanos y, en su caso, respecto a los menores y personas incapacitadas, sus representantes legales.

  2. b) El Ministerio Fiscal.

  3. c) El Defensor del Pueblo.

Asimismo, lo podrá iniciar, de oficio, el Juez competente a que se refiere el artículo anterior.

Artículo cuarto.

El procedimiento se iniciará, salvo cuando se incoe de oficio, por medio de escrito o comparecencia, no siendo preceptiva la intervención de Abogado ni de Procurador. En dicho escrito o comparecencia deberán constar:

  1. a) El nombre y circunstancias personales del solicitante y de la persona para la que se solicita el amparo judicial regulado en esta ley.

  2. b) El lugar en que se halle el privado de libertad, autoridad o persona, bajo cuya custodia se encuentre, si fueren conocidos, y todas aquellas otras circunstancias que pudieran resultar relevantes.

  3. c) El motivo concreto por el que se solicita el «Habeas Corpus».

Artículo quinto.

HABEAS CORPUS PROCEDIMIENTO JURIDICOLa autoridad gubernativa, agente de la misma o funcionario público, estarán obligados a poner inmediatamente en conocimiento del Juez competente la solicitud de «Habeas Corpus», formulada por la persona privada de libertad que se encuentre bajo su custodia.

Si incumplieren esta obligación, serán apercibidos por el Juez, sin perjuicio de las responsabilidades penales y disciplinarias en que pudieran incurrir.

Artículo sexto.

Promovida la solicitud de «Habeas Corpus» el Juez examinará la concurrencia de los requisitos para su tramitación y dará traslado de la misma al Ministerio Fiscal. Seguidamente, mediante auto, acordará la incoación del procedimiento, o, en su caso, denegará la solicitud por ser ésta improcedente. Dicho auto se notificará, en todo caso, al Ministerio Fiscal. Contra la resolución que en uno u otro caso se adopte, no cabrá recurso alguno.

Artículo séptimo.

En el auto de incoación, el Juez ordenará a la autoridad a cuya disposición se halle la persona privada de libertad o a aquél en cuyo poder se encuentre, que la ponga de manifiesto ante él, sin pretexto ni demora alguna o se constituirá en el lugar donde aquélla se encuentre.

Antes de dictar resolución, oirá el Juez a la persona privada de libertad o, en su caso, a su representante legal y Abogado, si lo hubiera designado, así como al Ministerio Fiscal; acto seguido oirá en justificación de su proceder a la autoridad, agentes, funcionario público o representante de la institución o persona que hubiere ordenado o practicado la detención o internamiento y, en todo caso, a aquélla bajo cuya custodia se encontrase la persona privada de libertad; a todos ellos dará a conocer el Juez las declaraciones del privado de libertad.

El Juez admitirá, si las estima pertinentes, las pruebas que aporten las personas a que se refiere el párrafo anterior y las que propongan que puedan practicarse en el acto.

En el plazo de veinticuatro horas, contadas desde que sea dictado el auto de incoación, los Jueces practicarán todas las actuaciones a que se refiere este artículo y dictarán la resolución que proceda.

Artículo octavo.

ABOGADOS PENALISTAS BILBAOPracticadas las actuaciones a que se refiere el artículo anterior, el Juez, mediante auto motivado, adoptará seguidamente alguna de estas resoluciones:

  1. Si estima que no se da ninguna de las circunstancias a que se refiere el artículo primero de esta ley, acordará el archivo de las actuaciones, declarando ser conforme a Derecho la privación de libertad y las circunstancias en que se está realizando.

  2. Si estima que concurren alguna de las circunstancias del artículo primero de esta ley, se acordará en el acto alguna de las siguientes medidas:

  3. a) La puesta en libertad del privado de ésta, si lo fue ilegalmente.

  4. b) Que continúe la situación de privación de libertad de acuerdo con las disposiciones legales aplicables al caso, pero, si lo considerase necesario, en establecimiento distinto, o bajo la custodia de personas distintas a las que hasta entonces la detentaban.

  5. c) Que la persona privada de libertad sea puesta inmediatamente a disposición judicial, si ya hubiese transcurrido el plazo legalmente establecido para su detención.

Artículo noveno.

El Juez deducirá testimonio de los particulares pertinentes para la persecución y castigo de los delitos que hayan podido cometerse por quienes hubieran ordenado la detención, o tenido bajo su custodia a la persona privada de libertad.

En los casos de delito de denuncia falsa o simulación de delito se deducirá asimismo, testimonio de los particulares pertinentes, al efecto de determinar las responsabilidades penales correspondientes.

En todo caso, si se apreciase temeridad o mala fe, será condenado el solicitante al pago de las costas del procedimiento, en caso contrario, éstas se declararán de oficio.

Disposición final.

La presente ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Es por tanto importante que tengas siempre presente, cuáles son tus derechos en el momento de ser detenido, para que de esta manera, puedas evitar cualquier tipo de contratiempos y además, hacer valer tus propios derechos como ciudadano.

 

 

Print Friendly
[Total:2    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados