¿HAS HECHO BIEN TU TESTAMENTO? DESCUBRE LAS CARACTERISTICAS Y FORMALIDADES DE LOS TESTAMENTOS QUE DEBES RESPETAR

TESTAMENTO VITALFormalidades de los Testamentos

La redacción del testamento del padre, madre, abuelos, puede ser para muchos un trámite incómodo, pero la realidad es que se trata de un documento que debe tomarse como algo necesario, incluso indispensable para evitar problemas posteriores al fallecimiento de una persona que desea dejar sus bienes a familiares, amigos o instituciones (Iglesia, ONG, Fundaciones, al Estado, etc.).

Dejando los tabúes de lado, hacer un testamento no es “invocar a la muerte” ni nada por el estilo, se trata de simplificar en gran medida los trámites ante el fallecimiento, en 1, 20 o 50 años, de la persona que decide dejar la distribución de sus bienes organizados, testador, a las personas o instituciones a las que quiera convertir en herederos.

Mitos sobre testamentos

Como ocurre en muchos temas, la redacción o creación de un testamento da lugar a muchos mitos que terminan por complicar en ocasiones los trámites legales, por eso siempre es recomendable que las personas se asesoren con bufetes de abogados especialistas en sucesiones para la redacción de un testamento correcto, asegurándose así de que el mismo reúne todos los elementos necesarios de forma y contenido, cumpliendo los requisitos legales y siendo, por lo tanto, válido.

A continuación vamos a aclarar algunos de los mitos más extendidos que suelen crear dudas a las personas que buscan ayuda jurídica para la redacción de un testamento:

El testamento solo deben redactarlo los millonarios/gente con muchos bienes: completamente falso. Cualquier persona, incluso si solo tuviese un ordenador y una guitarra como propiedades, puede decidir redactar un testamento para dejar en orden la sucesión que corresponda a estos bienes. Otro asunto es la utilidad de hacer un testamento para bienes poco significativos económicamente, pero conviene recordar que hay elementos sentimentales que muchas veces tienen un gran valor para las personas, pudiendo éstas asegurarse de que tales bienes sean dispuestos de la forma que consideren oportuna tras su fallecimiento.

Solo los ancianos hacen testamentos: otro de los mitos más extendidos. Cualquier persona de cualquier edad puede optar por tener listo su testamento para el momento en el que pueda ser necesario. Recordemos además que, como dice un refrán: “para morir solo falta estar vivo”.

El problema de los testamentos es que son muy caros: nunca se puede hablar de un precio como medida fija o única, todo dependerá a veces de la calidad y buen servicio que ofrezcan los especialistas del derecho encargados de la asesoría y redacción del testamento. Hay bufetes especializados que quizás no cobren lo mismo que un abogado que trabaja por su cuenta, pero su servicio puede ofrecer garantías muy convenientes.

En cualquier caso la redacción del testamento resulta barata, más aun si tenemos en cuenta el ahorro que puede suponer para los herederos y legatarios en el futuro.

Un testamento escrito a mano con la firma basta: en caso de realizar un testamento manuscrito, será necesario también que haya testigos.

La figura legal del testamento existe para evitar problemas futuros en la distribución de los bienes y/o derechos con posterioridad al fallecimiento de una persona. Los testamentos tienen algunas condiciones comunes en la mayoría de los países que los revisten como instrumento legal válido. De ellos hablamos a continuación:

Elementos de un testamento

Salvando posibles diferencias de forma, según las leyes en distintos países, el fondo, la esencia de un testamento, lleva a incluir siempre los siguientes elementos:

  • Datos del testador: Ello incluye nombre, apellidos, número de DNI, firma.

Es muy importante que el testador esté capacitado para otorgar testamento, que cumpla con los requisitos médicos para ser considerado una persona en pleno uso de sus facultades mentales.

  • Inventario de bienes: donde se hace de manera global, un compilado de todos los bienes que posee esa persona y su distribución para el momento de su fallecimiento.

  • Herederos: estos no necesariamente deben ser familiares. Suele haber una confusión al respecto, las distintas leyes en varios países, señalan como herederos naturales a hijos en caso del fallecimiento de un padre sin la realización de testamento, por ejemplo, pero si este padre decide dejar parte de sus propiedades a un amigo, primo, institución, puede hacerlo y nadie podrá ir en contra de ello en caso de estar debidamente definido en el testamento respectivo, siempre que se respeten las legítimas.

  • Normalmente, el testamento incluye a una persona de confianza del testador, para ocuparse de la distribución correcta según lo dispuesto en el testamento, comúnmente, a esta persona se le suele denominar “partidor”.

  • Cuando algún objeto o bien de valor es dejado de manera directa en el testamento a una institución o persona que no figura como heredero natural, hablamos de un legado, ello es completamente legal con tan solo estar debidamente especificado en el testamento.

  • Firma/sello del notario: Según los distintos países, puede que la oficina tenga algún nombre distinto pero implica lo mismo, es una institución legal que da validez (dar fé) al documento al cual se le coloca el sello y la firma del funcionario (notario) encargado para tal fin.

El testamento no separa a las familias

FORMALIDADES DE LOS TESTAMENTOSHemos dejado este importante punto para el cierre, una crítica hecha desde el desconocimiento argumenta que al hacer un testamento se separan familias creando conflictos por la distribución de los bienes y derechos (sobre todo cuando estos tienen un valor considerable).

Lo cierto es que en el testamento no se deciden relaciones, grados de confianza o el aprecio entre el testador y los herederos. Esta relación se decide fuera y durante el transcurso de la vida de la persona, la decisión que tome en el momento de redactarse el testamento no es producto del testamento mismo.

El testamento es un documento que sirve de herramienta para evitar problemas futuros y que, por tanto, es fundamental realizarlo de manera correcta bajo un buen asesoramiento y redacción o supervisión de abogados especializados en herencias.

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube

Acerca de LOROÑO ABOGADOS

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario