MULTAS DE TRÁFICO POR ALCOHOLEMIA

Multas de tráfico por alcoholemiaConducir con una tasa de alcohol superior a la permitida puede ser sancionado con multas de tráfico por alcoholemia. Esta es la regla general, así lo determina el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, aplicable en todo el territorio y por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo de la Ley de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

Ahora bien, ¿quiénes pueden ser sometidos a una prueba de alcoholemia? En primer lugar, todas aquellas personas que participen en un accidente de circulación, no sólo los conductores de un vehículo a motor o bicicleta, también los peatones que esté involucrado directamente.

En segundo lugar, son expuestos a multas de tráfico por alcoholemia aquellas personas que circulen con síntomas evidentes de estar bajo los efectos del alcohol.

En tercer lugar, los conductores denunciados por infracción y por último, todos aquellos conductores que sean requeridos  por la Autoridad competente.

Y ¿quién es la  autoridad competente en estos casos?, el Real Decreto dice que es competencia de los “agentes de la autoridad”.

En lo que se refiere a los índices de alcohol y a las multas de tráfico por alcoholemia, la norma establece  diferencias entre los conductores de vehículos a motor y bicicletas, y los conductores de vehículos de transporte público o conductores noveles, es decir,  aquellos cuyo carnet tiene una antigüedad inferior a dos años. En el primero de los  casos, la tasa de alcohol no debe superar  0,50 gramos por litro en sangre, o 0,25 miligramos por litro espirado. En el segundo de los casos, es decir, los conductores de transporte público o conductores noveles, el índice no puede sobrepasar 0,3 gramos por litro en sangre o 0,15 miligramos por litro espirado.

Las sanciones impuestas por conducir bajo los efectos del alcohol son multas de hasta 500 euros y retirada de puntos del carnet: seis puntos cuando el índice de alcohol es superior a  0,50 m/l espirado, reduciéndose a 0,30 m/l espirado en caso de conductores profesionales y noveles. En caso de que la tasa de alcohol se sitúe entre 0,25ml/l y 0,50 mg/l,  en caso de conductores de vehículos a motor  y entre 0,15 m/l y 0,30 m/l en caso de conductores  de transporte público o conductores noveles, serán retirados cuatro puntos del carnet.

¿Hay posibilidades de recurrir las multas de tráfico por alcoholemia? Existen pocos argumentos válidos, pero uno de ellos, el más utilizado, es alegar la inexistencia en el expediente sancionador, del ticket de comprobación que acredite que el alcoholímetro había  pasado las revisiones correspondientes, caso contrario, el funcionamiento incorrecto de este aparato podría resultar un buen argumento.

Una vez finalizado el procedimiento sancionador, si resulta del mismo la obligación de pago, debe atenderse la misma en el plazo establecido. En caso de no hacerlo, la Administración puede proceder a la ejecución forzosa, embargando cuentas bancarias, devoluciones de Hacienda, etcétera, hasta cubrir la cantidad adeudada.

Por último destacar, que la infracción de conducir bajo los efectos del alcohol puede transformarse en un delito, tipificado en el Código Penal,  si el alcohol en sangre supera los 0,60 ml/l ó 1,2 g/l espirado, y cuya pena oscila entre los tres y los seis meses de prisión y la retirada del carnet por el tiempo que la justicia determine oportuno.

Print Friendly
[Total:4    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados