PENSION DE VIUDEDAD TRAS EL FALLECIMIENTO DE NUESTRA PAREJA

PENSION DE VIUDEDAD TRAS EL FALLECIMIENTO DE NUESTRA PAREJAEl fallecimiento de quien por largo tiempo fue nuestra pareja es una situación sumamente difícil. No es solo el aspecto emocional, ya que desde la realidad del derecho existe una serie de procedimientos legales que por lo general requieren de la asesoría de un buen abogado. La solicitud de la pensión de viudedad es precisamente una de estas.

El requerimiento de la pensión de viudedad es un derecho que les corresponde a muchas personas. Esta puede ser entendida como un aporte que realiza el Estado para favorecer a los esposos y las esposas dependientes del fallecido o fallecida. Pero la entrega de este beneficio depende de ciertos requisitos legales.

Lo primero que debes saber es que el instrumento que regula esta situación jurídica es la Ley de Seguridad Social. Lo segundo y no menos importante, es que recientemente se ha modificado la normativa con la intención de cumplir con ciertas demandas y derechos sociales de la población española.

¿Cómo puedo calcular la pensión de viudedad?

La cantidad que le corresponde a un beneficiario por la pensión de viudedad se calcula en función a una base reguladora conformada por dos puntos fundamentales. El primero es sobre un 52% de los ingresos del fallecido como norma general, mientras que el segundo variará hasta llegar a un 72% siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones, como por ejemplo, que el ingreso sea el único en el hogar o que el pensionista tenga cargas familiares.

Básicamente, la pensión de viudedad se fija bajo cuantías mínimas previamente establecidas que se fundamentan sobre todo en el tiempo en que la pareja formal convivió en matrimonio.

La base reguladora solo podrá cambiar bajo las siguientes circunstancias:

  1. La base reguladora será igual, en el caso de que el fallecido sea pensionista de invalidez o con jubilación.

  2. En el caso de ser un trabajador de alta o con situación asimilada, la base reguladora será lo que resulte de dividir por 28 la suma de las bases de cotización, en un periodo ininterrumpido de veinticuatro (24) meses.

  3. Si las causas del fallecimiento se dieron por motivos laborales o enfermedad profesional, la base reguladora se calculará con los salarios reales. De igual forma, se incluirán las horas extraordinarias.

Matrimonio no inscrito

La ley establece que todo matrimonio debe ser inscrito en el registro civil. De hecho, El artículo 63 indica que un matrimonio eclesiástico estará registrado con solo presentar la certificación de la iglesia. En el caso de ser civil, el artículo 62 señala que el juez o funcionario encargado de celebrar el matrimonio será quien extienda la inscripción o el acto correspondiente con su firma, la de los contrayentes y los testigos.

Ahora bien, cuando ninguna de estas dos disposiciones legales se cumple, las autoridades podrían cuestionar la existencia de un cónyuge legítimo o de una relación marital de derecho. Esto hará que el procedimiento de la solicitud de la pensión de viudedad se torne algo rocoso. En estos casos lo mejor es contratar a un abogado que te represente de forma eficaz.

 Si te ocurre algo similar, lo que se puede hacer es apelar basándonos en la Sentencia 199/2004109 del Tribunal Constitucional, en la cual se estimó conveniente acceder a un recurso de amparo “por vulneración del principio de igualdad reconocido en el art. 14 CE al existir, según el recurrente, un trato diferente no justificado entre el matrimonio inscrito y el que no lo está”.

PENSION DE VIUDEDAD Pérdida de una pensión de viudedad en caso de contraer nuevo matrimonio

Algo que se debe tener en consideración es que este derecho puede ser perdido. Esto es lo que ocurre por ejemplo, cuando el viudo o la viuda decide rehacer su vida con una nueva pareja formal. La ley establece que en caso de contraer nuevamente matrimonio, la persona pierde su condición de viudo(a) y por ende, se extingue la pensión. Solo los cabeza de familia que tengan más de 61 años de edad en el momento de la nueva unión podrán conservar la pensión de viudedad.

Si hay una declaración de culpabilidad por el deceso del causante, la persona imputada tampoco accede a la pensión por obvias razones. También existe la figura de la pensión temporal para las personas que no cuenten con todos los requisitos necesarios para solicitar el beneficio. Este último escenario también amerita de asesoría jurídica.

Las pensiones de viudedad tampoco pueden ser acumuladas. Esto es importante para aquellos que por mala fortuna han perdido a más de un cónyuge durante cada una de las uniones estables. Si te casaste dos o más veces y enviudaste más de una vez lo legal es que elijas solo una de las pensiones. No podrás acumularlas pero tendrás el derecho de elegir la que prefieras.

Nuevas modalidades de familia y población LGBTI

De acuerdo a las nuevas reformas introducidas en la Ley de Seguridad Social, existen diferentes casos y requisitos que se adaptan a las nuevas relaciones de pareja. La pensión para uniones formales entre personas del mismo género es un derecho ya consagrado. Aunque el matrimonio sigue siendo un requisito para obtener una prestación económica, este no es el único vínculo valido necesario obtener esta protección. Todo dependerá de la complejidad de tu caso en particular. Con el adecuado asesoramiento jurídico de un despacho de abogados podrá solventar su caso.

 

 

Print Friendly
[Total:3    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados