EL PROCESO DE DIVORCIO

PROCESO DE DIVORCIOEl divorcio es un proceso legal, cuyo desarrollo se encuentra recogido en nuestro ordenamiento jurídico y que, grosso modo, puede dividirse en dos grandes tipos: el de mutuo acuerdo y el contencioso.

El proceso de divorcio. Mutuo Acuerdo y Contencioso.
En el primero de los casos ambas partes están conformes con la ruptura del vínculo matrimonial y han llegado a un acuerdo en la mayor parte de los puntos que implica la disolución de un matrimonio (por ejemplo: a quién corresponde la patria potestad de los hijos, cuál será el régimen de visitas, a cuánto ascienden la pensión de alimentos y la pensión compensatoria o quién se quedará con la vivienda familiar). Evidentemente, todo esto repercute en la sencillez y velocidad del proceso, el cual por lo general se resuelve con rapidez y con mínimas molestias para las partes.
Este tipo de proceso de mutuo acuerdo es el que siempre suele aconsejarse e implica la presentación de una demanda ante los Juzgados, acompañada por un convenio regulador donde se detallen los puntos mencionados anteriormente, además de añadir toda la documentación necesaria.
El proceso se resuelve con la citación de la pareja ante el juez para el llamado acto de ratificación donde ambas partes ratifican la demanda y el convenio regulador. Una vez hecho esto, el juez dicta sentencia decretando la separación de los cónyuges y la aprobación del convenio, dando así el proceso por terminado.
Mucho más engorroso por el contrario es el proceso de divorcio por lo contencioso.
Al no existir acuerdo entre los cónyuges el proceso debe seguir los trámites de un juicio verbal, aunque con algunas características particulares y siempre dando la posibilidad a la pareja de de llegar a un acuerdo que simplifique el proceso.
En cualquier caso, ya se opte por un proceso de divorcio de mutuo acuerdo o si se acude al proceso por lo contencioso, será condición obligatoria la participación de un procurador y un abogado.
Y una vez dictada la sentencia de separación del matrimonio, ésta deberá ser inscrita en el Registro Civil para que surta pleno efecto, lo cual será solicitado por el propido juzgado de oficio, pudiendo siempre interponer cualquiera de las partes un recurso de apelación si no se estuviera conforme ante la resolución adoptada.

Print Friendly
[Total:23    Promedio:4.9/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados