¿DEBO RESPONDER LEGALMENTE SI MI PERRO MUERDE A ALGUIEN?

¿Qué pasa si mi perro muerde a alguna persona y le causa lesiones?

Algo que muchos propietarios de perros se preguntan es si deben responder legalmente si su perro muerde a alguna persona, a otro animal o si causa daños materiales a algún bien.

La falta de claridad acerca de este tema genera que los propietarios de estas y otras mascotas (gatos, caballos, cerdos, cabras…) tengan miedo de pasear a sus animales de compañía o de llevarlos a donde haya mucha gente.

Hoy vamos a aclarar todos los aspectos fundamentales acerca de la responsabilidad legal del propietario de un perro que ha mordido o lastimado a una persona o a otro animal.

¿Quién es responsable por los actos del perro?

Dentro del marco legal español el Código Civil Español se especifica que:

“El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe”.

Si analizamos el artículo podemos detallar que, la responsabilidad exclusiva por los actos del perro recae en el poseedor o en el dueño del can, aun cuando el dueño no tenga intención de que su perro causara esos hechos o que el perro los haga aun cuando el dueño no esté presente.

Excepciones y atenuantes para la responsabilidad del dueño si su perro muerde a alguien

Si tienes un perro a tu cargo responderás siempre civilmente, es decir, que tendrás que asumir los daños provocados. Tendrás que abonar la indemnización por las lesiones causadas y los daños materiales ocasionados.

Sin embargo, solo si infringes normas de control del perro, tendrás también responsabilidades penales, es decir, sanciones por haber cometido un delito leve. Dentro del ámbito penal y, a pesar de que los actos del perro y sus consecuencias recaen enteramente en la responsabilidad de su dueño, existen algunas cuestiones que pueden atenuar o exceptuar dicha responsabilidad.

Las atenuantes a la responsabilidad se dan en el caso de que se observe que el dueño ha buscado cumplir con la normativa y con el cuidado necesario como para que su perro no hiciera algún tipo de daño. En este caso se observará si el dueño llevaba el perro sujeto con correa, si lo llevaba con un bozal y si estaba pendiente de los actos del perro. Estos hechos podrán ser demostrados en juicio y le permitirán al juez evaluar aspectos positivos a favor del dueño del perro.

El caso de las excepciones son un tanto más limitadas y se circunscriben a cuestiones específicas. La primera de ellas se estipula en el supuesto de que se presente una situación de fuerza mayor que impida al dueño del perro estar pendiente de sus hechos. Un ejemplo de esto puede ser la ocurrencia de un incendio o de una inundación que cause que el perro se escape y este lejos del mando de su dueño.

La segunda excepción se establece en el caso de que el dueño del perro encargue su cuidado a un tercero. Si la mascota muerde o agrede a alguien durante esa etapa de cuidado, el dueño no es quien responderá legalmente, sino el tercero al que se le encargó su cuidado.

La tercera excepción que se establece es para el caso en el que la víctima del ataque del perro haya atacado, hostigado o arremetido de alguna forma contra el perro. Sin embargo, este punto pudiera ser un tanto subjetivo en algunos casos. Es por ello por lo que será responsabilidad del juez que conozca la causa; determinar si los hechos que ha emprendido la víctima se pueden considerar como provocación suficiente para justificar el ataque del perro.

[Total:1    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube

Acerca de LOROÑO ABOGADOS

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario