NI SE TE OCURRA NEGARTE A SOPLAR EN UN CONTROL DE ALCOHOLEMIA ¿SABES LO QUE PUEDE PASAR SI REHUSAS A SOPLAR EL ALCOHOLIMETRO Y SE DETERMINA QUE CONDUCES EBRIO?

Contenido

ALCOLEMIASi vas conduciendo con alguna copa de más y te detiene la policía, lo mejor será que no te resistas al alcoholímetro. Según amplia jurisprudencia, negarse a realizar esta prueba y ser penalizado por conducir ebrio constituyen dos condenas distintas… ¡y te pueden condenar por las dos!

Así lo establece una sentencia emitida el 8 de junio del 2017. Un conductor fue penalizado por realizar ambas faltas y cuando recurrió en casación ante el Tribunal Supremo, el mismo denegó el recurso.

Según la explicación del juez encargado, la aplicación de ambas penas no vulnera el principio de la proporcionalidad, ni el non bis in ídem. El hecho, es que negarse al alcoholímetro y conducir bajo los efectos del alcohol no tiene nada que ver con castigar a una persona dos veces por el mismo hecho.

Bajo esta lógica, ambos son dos hechos distintos que conciernen a un mismo “bien jurídico”.

Dos cosas totalmente distintas: Dar positivo en alcoholemia y negarte a soplar en un control de alcoholemia

Evadir el control policial y conducir con una cantidad de alcohol no permitida en el organismo son dos cosas distintas. Esta no se trataría de una pena conjunta como lo expondría el ciudadano demandante, sino una por violar lo establecido en el artículo  379.2 y otra referida a lo establecido en el 383 del Código Penal.

Anteriormente esto podía tener un tratamiento legal diferente. Pero desde la reforma del año 2007, se puede ver un realce legal en torno al castigo que conlleva negarse a realizar la prueba de alcoholemia.

Y de hecho, el artículo 383 establece una pena clara por el delito de resistirse a las pruebas de alcohol: El conductor que se nieguen los test pertinentes… será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Según el magistrado del caso, el hecho de poner resistencia a estos exámenes significa obstaculizar de alguna forma las investigaciones policiales para evitar que se defienda el bien de la seguridad vial.

Dos bienes jurídicos

NEGARTE A SOPLAR EN UN CONTROL DE ALCOHOLEMIADe esta forma, queda claro que las sanciones referentes al artículo 379.2 buscan preservar el bien jurídico de la seguridad vial dentro del país. Por su parte, la condena generada en concepto del artículo 383 del código penal.

La conclusión del tribunal es contundente: no puede cuestionarse que el procurar que la autoridad y sus agentes ejerzan las funciones en unas condiciones de legítima eficacia es tutelable por la norma penal.

Seguramente los conductores que estén algo pasados de tragos lo pensarán dos veces antes de negarse a soplar.

Print Friendly
[Total:2    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube

Acerca de LOROÑO ABOGADOS

Loroño Abogados es un bufete jurídico de letrados ubicado originariamente en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en todo el territorio español con presencia en despachos en Bilbao, Getxo, Barakaldo, Vitoria, Donostia, Pamplona Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Barcelona y Madrid.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario