SENTENCIA EN CONTRA DE VOLKSWAGEN ESPAÑA. EN FAVOR DEL CONSUMIDOR

SENTENCIA EN CONTRA DE VOLKSWAGEN ESPAÑASENTENCIA EN CONTRA DE VOLKSWAGEN ESPAÑA

Hasta hace menos de un mes, se pensaba que la empresa de coches Volkswagen saldría ilesa de todos los procesos judiciales abiertos en su contra. Pero el 25 de octubre del presente año llegó la primera sentencia en contra de la compañía alemana y en favor del comprador de un coche trucado.

5 fueron los fallos a favor de la compañía productora de coches Volkswagen. Es por ello que se pensaba que los compradores de la marca no iban a poder ser indemnizados correctamente tras adquisiciones que en buena parte han sido fraudulentas.

Hasta ahora, los abogados no habían podido dar con la fórmula para vencer a la gran compañía teutona. En loronoabogados.com te explicaremos como ocurrió con el caso famoso y pionero de Valladolid.

El caso Volkswagen: el fraude de las emisiones

Todo comenzó en Estados Unidos, en el año 2015. A mediados de aquel año, la agencia estatal encargada del cuidado del medio ambiente descubrió una trampa realizada por Volkswagen, para burlar las pruebas de emisiones de gases tóxicos producidas por sus vehículos.

En un elaborado plan, la Volkswagen instaló en varios de sus productos un software que podía descifrar el momento en el cual los coches eran sometidos a las pruebas antipolución practicadas por los gobiernos. Cuando esto ocurría, todos los controles de emisiones de los coches se activaban, ajustando el rendimiento del vehículo para que pareciera que el mismo cumplía con los límites legales de emisión y la protección del medio ambiente.

Lo más grave: este software fue instalado en al menos 11 millones de vehículos Diesel distribuidos a nivel global. Hablamos de vehículos que eran comprados por sus consumidores con el fin de cuidar el ambiente, pero que rodando en el pavimento incrementaba los niveles de óxido entre 10 y 40 veces más de lo permitido. Hablamos de un fraude de grandes dimensiones.

España y el caso de las emisiones

EMISIONES VOLKSWAGEN ESPAÑAEn Estados Unidos se tomaron las medidas correctivas respectivas. Las multas y el precio de la mala imagen ha hecho sin duda mella en la hasta el momento prestigiosa empresa alemana. En Estados Unidos las cosas se pusieron mal para la productora de coches y los consumidores han podido acceder a la justicia. Pero en España no había pasado lo mismo, hasta el pasado 26 de octubre del 2016.

Fue Valladolid quien asestó la primera sentencia en contra de Volkswagen. Pero antes de esto habían sido 5 los casos fallidos, en los cuales la multinacional había salido ilesa. La primera demanda ocurrió en Torrelavega. Luego se abrieron tres procesos en Valencia y uno en Madrid y en ninguno se le había dado la razón a los consumidores demandantes.

La sentencia exitosa de Valladolid

Todo comenzó en el año 2013, cuando el demandante adquirió un Audi Q5 Quattro por 50.065,8 euros. En septiembre del 2015 salió a la luz el escándalo de las emisiones y tras esto, el comprador procedió a demandar a la filial española de la compañía.

El juez le ha dado parcialmente la razón al comprador: “se trata de una actuación en masa que afecta a una generalidad de consumidores; que implica un engaño a las autoridades de control; que conlleva la infracción de las normas básicas de regulación del sector (la homologación previa); y con incidencia en el medio ambiente”.

La indemnización fue posible, aunque no fue la que solicito el demandante: la misma procedió al “reconocer en favor del perjudicado surge de la infracción de los deberes de buena fe, y la pérdida de confianza en el consumidor”.

¿Cómo fue la Indemnización que pidió el demandante?

ABOGADOS EN GETXOEl hecho es que el demandante estaba solicitando que la compañía Volkswagen le cambiara el coche trucado por uno “nuevo de iguales características, en perfecto estado y sin coste alguno”. En caso de no ser posible este cambio, el demandante pedía un coche de mayor categoría.

Por último, en caso de no ser cumplidas sus demandas, el comprador solicitaba la anulación del contrato de compraventa. Además, el mismo pedía una reparación por los daños y perjuicios sufridos debido a la venta fraudulenta.

¿Qué consiguió?

 La realidad es que lo conseguido por la parte demandante no equipara a su solicitud inicial. Pero para ello hay una razón valida argumentada por el juez: el “valor objetivo” del coche debe ser considerado a la hora de fijar la indemnización. El vehículo tiene aproximadamente 3 años de uso.

Por esto, al consumidor demandante se le deberá reparar por el 10% del valor inicial del coche. Hablamos de 5.006 euros y las costas del proceso judicial. Esto deberá ser pagado al comprador por parte de la empresa alemana. La empresa no ha emitido opiniones sobre el fallo, pero sus representantes advierten que recurrirán la sentencia.

Importancia del caso

Para aquellos que hayan comprado un coche Volkswagen  entre el 2008 y el 2015, esta es una excelente noticia. Ellos podrán hacer los respectivos estudios periciales para determinar si sus vehículos tienen el software ilícito instalado y tramitar sus demandas.

Como hemos visto, todo depende de las particularidades de cada caso y de la forma en la cual el abogado plantee la demanda. Pero esta sentencia podría convertirse pronto en jurisprudencia, en caso de que la apelación sea denegada. La misma provee a los abogados de herramientas argumentativas para poder asegurar la debida reparación de sus clientes.

Si tienes un Volkswagen Diesel y crees que el mismo tiene el software fraudulento, la mejor opción es que te comuniques con un buen abogado. Demandar podría ser el mejor camino para restituir tus derechos como consumidor.

Print Friendly
[Total:1    Promedio:5/5]

Escrito por 

Compartir
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados