TODO SOBRE EL TESTAMENTO

TESTAMENTO En este artículo, pretendemos aclarar todas las dudas que puedan llegar a surgir, en cuanto a testamentos y herencias. ¿Puede solicitarlo un menor de edad?, ¿quién nos hace un testamento?, ¿qué sucede si se pierde? Estas y más cuestiones son las que estaremos tratando detalladamente a continuación.

  1. ¿Qué es un testamento?

El testamento consiste en un acto mediante el cual una persona establecida decide sobre el futuro de todos sus bienes, una vez haya fallecido.

Siempre es recomendable tener el respaldo de un abogado de confianza, con el fin de evitar problemas futuros a la hora de repartir bienes, tras el fallecimiento del apoderado de ellos.

  1. ¿Quiénes pueden solicitar un testamento?

Podrán solicitarlo todas aquellas personas que:

  • Tengan más de 14 años.

  • No sufran ningún tipo de discapacidad: En el caso de que la sentencia judicial no pueda llegar a un acuerdo conciso en cuanto a si la persona es incapaz o no de otorgar el testamento, se asignarán dos médicos los cuales se encargarán de analizar en detalle la salud del sujeto en cuestión, para luego informarles el diagnóstico exacto al sistema judicial.

Cabe aclarar, que el testamento será válido siempre y cuando la persona que lo haya otorgado haya estado en sus sanas facultades de salud en el momento de otorgar el testamento. Si la persona pierde sus sanas facultades tras pasar el tiempo, siempre se tomará en cuenta su estado al momento de otorgar el documento, y no su estado posterior a dicha acción.

  1. ¿Qué tipos de testamentos existen?

Existen dos tipos: comunes y especiales. A continuación detallamos cada uno de ellos.

  • Testamento común

Dentro del testamento común, nos encontramos con tres tipos de sub-testamentos:

  • TESTAMENTO ABIERTO

Testamento cerrado:

En este caso, el testador no revelará a boca abierta su última voluntad, sino que aclarará que esta se encuentra en un “pliego”, el cual protege su Notario.

En este caso, podrá estar escrito tanto a puño y letra por parte del testador, como también podrá estar en formato de mecanografiado. En ambos casos, el testador deberá firmar por mano propia el escrito, y de no poder hacerlo, deberá aclarar en dicho documento el motivo y quién será la persona que reemplazará su firma.

Es necesario tener en cuenta, que no podrán realizar testamentos cerrados aquellas personas invidentes o que no sepan o puedan leer.

Testamento abierto:

En este caso, el testamento se leerá ante el notario, de manera que este pueda guardar la copia original de dicho documento, para evitar así la posibilidad de que este pueda perderse o dañarse.

Deberán de intervenir dos testigos, en los casos en que el testador:

  • Sea invidente

  • No pueda o sepa firmar

  • No pueda o sepa leer por sí mismo el testamento

  • O si lo solicita el Notario

Por otra parte, existen también los testamentos abiertos “especiales”, los cuales se otorgarán en los casos de que el testador se encuentre en peligro de muerte, y en este caso deberá contar con 5 testigos, pudiendo no estar el notario presente, o bien en caso de peligro de epidemia, en donde el testador solo deberá de contar con 3 testigos mayores a 16 años cada uno.

En cualquiera de los dos casos antes mencionados, el testamento perderá validez ya pasados los dos meses de que haya cesado el peligro de muerte o epidemia. Si en dicho periodo el testador fallece sin haber formalizado el testamento, este también perderá validez.

¿Quiénes no podrán ser testigos?

No podrán ser consideradas testigos aquellas personas:

  • Invidentes, sordas o mudas.

  • Menores de edad (salvo en los dos casos de testamento abierto “especial”).

  • Que no entiendan el idioma del testador.

  • Que no estén en su sano juicio.

  • El cónyuge o los parientes dentro del grado cuarto de consanguinidad o segundo de afinidad del Notario que lo autorice y aquellos que trabajen con él.

Testamento ológrafo:

Es el tipo más sencillo y común. El testador lo realizará de su puño y letra, y firmará su validez, además de aclarar pos su cuenta la fecha exacta de la realización del documento.

Se otorgará este tipo de testamentos solo a mayores de edad.

  • Testamentos especiales

Dentro de esta sección, tenemos tres tipos de testamentos:

  • Testamento militar: En situaciones de guerra, cualquier militar o personal de servicio del ejército, podrá otorgar testamento ante un Capitán, capellán o médico. El militar también podrá llevarse a cabo “por palabra”, ante la presencia de dos testigos, y quedará ineficaz de manera inmediata a que el peligro haya acabado.

  • Testamento marítimo: Este es un testamento abierto o cerrado que suele otorgarse a los marinos o aquellas personas de la milicia que viajan durante largos periodos en el mar. El testamento marítimo podrá realizarse ante un Capitán o comandante.

  • Testamento realizado en el extranjero: Los españoles podrán realizarlo (sea del tipo que sea) en cualquier parte del exterior, siempre y cuando este se ajuste a las reglas establecidas por el país en el que se vaya a realizar dicho testamento.

  1. ¿Se puede anular un testamento?

En todos los casos existe la posibilidad de anular dicha acción, aunque el testador haya establecido que este sería inanulable.

testamento sucesiones

Podrá anularse, en los casos de que el testador cree un nuevo testamento posterior al primero, o bien, si el testador realiza alguna declaración notarial en la cual se detecten ciertas oposiciones claras en cuanto a lo que dice el testamento previamente redactado.

Para anular el testamento, el testador deberá acudir al notarial, con los mismos requisitos y documentos exigidos a la hora de otorgar el testamento.

  1. ¿Cuándo se puede anular un testamento?

Un testamento podrá ser anulado en los siguientes casos:

  • Si es otorgado por un tercero; el testamento es considerado solo un acto personal.

  • Si es otorgado por dos o más personas de manera mancomunada.

  • Si el testador no dispone de las capacidades requeridas para solicitar dicha acción.

  • Si no se han respetado estrictamente los requisitos formales solicitados para hacerlo válido.

  • Si es revocado por el testador.

  • Si se ha otorgado mediante algún tipo de fraude o violencia.

  • Si se ha otorgado a favor de una persona desconocida o de identidad incierta.

  • En testamentos ológrafos, si el testamento no es presentado ante un juez en un plazo de los 5 años posteriores al fallecimiento del testador.

  • En caso de peligro de muerte, estos perderán validez pasados los dos meses tras cesado el peligro.

  • En el testamento cerrado, podrá ser anulado este tipo de testamento en el caso de que el sobre que contenga dicho documento se vea roto, forzado, o bien si en dicho documento las firmas se vean borroneadas o desprolijas.

TESTAMENTO ABOGADOSLo más importante a destacar es que este es un acto prudencialmente personal, y por tanto podrá ser solicitado tan solo por la persona misma que desee establecer un futuro para sus bienes tras su fallecimiento. Se trata de una acción sumamente cuidadosa y formal, que debe ser llevada a cabo siempre de la manera más cautelosa y racional. En caso de requerir asesoramiento y ayuda puede contactar con nuestro abogados especialistas en herencias y sucesiones.

 

 

Print Friendly
[Total:2    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados