TRATAR PARA PREVENIR Y ALIVIAR LA CERVICALGIA POSTRAUMÁTICA PRODUCTO DE UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

CERVICALGIA POSTRAUMÁTICA¿Cómo tratamos una cervicalgia postraumática producto de un accidente de tráfico?

En España, la lesión por siniestro vial más común es la cervicalgia postraumática. Esta consiste en la hipertensión de los músculos del cuello, la cual genera dolores muy fuertes también en la espalda, en los hombros y en la cabeza.

Las contracturas musculares en relación con la cervicalgia postraumática generan dolor de cuello, dolores cervicales, pudiéndose extender a espalada y brazos (cosquilleo y quedarse dormido). También provoca dolor de cabeza y fuertes mareos en algunos casos.

Esta dolencia es una lesión muy dolorosa e incómoda. La cervicalgia postraumática es una dolencia habitual que genera bajas laborales y requiere de tratamiento médico de cuidado. El descuido puede generar alargamiento del proceso de curación y secuelas considerables en quienes la padecen.

¿La cervicalgia postraumática es considerada una lesión que pueda generar indemnización por accidente de tráfico?

Algunas personas dudan de comenzar un procedimiento legal por accidente de tráfico si las lesiones o heridas sufridas no son muy fuertes. La realidad es que por más leve que sean los efectos acusados por el evento, todos son hechos contemplados por las leyes y el baremo legal dispuesto para tratar este tipo de situaciones.

Toda indemnización por accidente vehicular es determinada según la edad de la víctima y la valoración de la gravedad de los daños sufridos. Ambos datos al compararse establecerán una cantidad monetaria compensatoria, la cual se calcula a través de unos “puntos” prefijados en el baremo. La evaluación la realiza un perito forense y la valoración económica un abogado especialista.

En este sentido, y si tenemos en cuenta que  la cervicalgia postraumática es una condición que se presenta de manera recurrente en las víctimas de siniestros de vehículos, la misma está contemplada dentro de las estipulaciones jurídicas consiguiendo los demandantes indemnizaciones correspondientes a este tipo de padecimiento.

Contar con un abogado especialista en la materia es vital para conseguir lo que le pertenece por derecho.

¿La cervicalgia postraumática deja secuelas?

Por lo general, el dolor en las cervicales puede quedar en el tiempo como un padecimiento recurrente. Es significativo el porcentaje de conductores que sufren de secuelas a causa de este tipo de malestar. Se trata además de una enfermedad común entre profesionales que se dedican a la conducción, como camioneros, taxistas, etc.

La evolución de esta dolencia dependerá del cumplimiento y de los resultados obtenidos en el proceso de rehabilitación y de la respuesta del organismo de cada paciente. Es por esto que es fundamental hacer un seguimiento médico a la evolución del estado físico durante mucho tiempo, incluso años después de sufrido el desafortunado incidente.

Disciplina en la rehabilitación, seguimiento y ejercicios es lo que más recomiendan los doctores especializados en este tipo de casos. De esta manera tendrá una recuperación completa y beneficiosa.

¿Qué podemos hacer cuando sufrimos cervicalgia postraumática por accidente de tráfico?

Algunos consejos prácticos pueden ayudar a prevenir y a aliviar la cervicalgia postraumática:

Dormir sobre un colchón firme tratando de mantener postura recta: Uno de los problemas con la cervicalgia es la hora de dormir. Muchas veces el paciente no halla la forma correcta para dormir y pasa noches enteras de desvelo y malestar. Lo ideal es evitar la tensión irregular de los músculos involucrados y de los adyacentes, los cuales son propiciados en gran medida por las malas posturas. Un colchón y una posición recta que permita mantener la cabeza de forma horizontal es lo indicado en estas coyunturas.

También se recomienda evitar el uso de almohadas altas. Lo más recomendable es dormir sin almohada y evitar posiciones curvas.

Rectitud a la hora de sentarse: Ante los dolores de cuello y espalda lo ideal es sentarse en posición recta. Ladearse o curvearse genera estrés en las zonas afectadas y podría generar molestias. A lo largo de la vida, las personas desarrollamos malas posturas corporales y creemos que ellas son más cómodas. Las mismas generan problemas físicos considerables a largo plazo.

Ordenador bien posicionado. Si trabajas con el ordenador, sitúalo a la altura correcta para no verte obligado a mantener posturas incómodas o que te mantengan inclinado de manera que se vean los músculos resentidos.

Levantar objetos con la espalda recta. Si debes levantar pesos, hazlo de manera correcta, sin forzar los músculos. Es preferible que dobles las rodillas.

Realizar ejercicios para generar distención en los músculos: La cuestión con las dolencias en el cuello (cervicalgia postraumática) y la espalda (lumbalgia postraumática) derivadas de accidentes viales, es que los músculos se superponen incorrectamente por motivo del golpe y no se distienden o relajan hacia su zona de origen. La rehabilitación consiste en la reactivación de los tejidos musculares para llevarnos de nuevo a su estado natural. Todo ejercicio debe estar supervisado por un experto, sin embargo, existen rutinas genéricas que pueden ser ejecutadas para ayudar al proceso de recuperación.

Calor local. Ponte paños calientes o una manta eléctrica que te de calor en la zona afectada. Notaras alivio rápidamente.

Frio para las contracturas. Es conveniente recibir masajes por parte de un fisioterapeuta en las zonas contracturadas aplicando frio con hielo en un paño.

Aliviar el dolor provocado por la cervicalgia postraumática mediante analgésicos y relajantes musculares.

Rehabilitación por fisioterapeuta. Es imprescindible realizar un tratamiento rehabilitador bajo la supervisión de médico traumatólogo y recibir masajes de un buen masajista sobre todo en los primeros meses después de sufrir el impacto.

 ¿Cuál puede ser el origen de la cervicalgia postraumática?

Principalmente, el problema nace a raíz de un movimiento de cuello brusco. En los accidentes se le denomina “latigazo cervical” por esta razón. Aunque también hay casos de cervicalgia postraumática debida a infecciones bacterianas o víricas, por trastornos de ansiedad e incluso derivadas de hernia discal, de dormir o sentarse en una posición incorrecta o incomoda e incluso que se hayan originado por lesiones musculares durante el nacimiento.

¿Cuál es la sintomatología de la cervicalgia?

Dolor de cuello, de hombro, de espalda y de cabeza.

Contracturas en cuello y espalda.

Mentón descolocado.

Tortícolis. No poder girar la cabeza de manera correcta o total.

 

¿Qué ejercicio puede ser recomendable realizar para aliviar la cervicalgia postraumática?

1-Haz de manera habitual y repitiéndolo 10 veces al día círculos con la cabeza lentamente.

 2- Agárrate la cabeza con un brazo y realiza estiramientos durante 15 segundos para un lado y después para el otro. Puedes repetirlo un par de veces al día. También puedes hacer los mismo agarrándote la nuca con los dos brazos y estirando el cuello arriba y abajo.

 EJERCICIOS CERVICALGIA POSTRAUMATICA

 

Es fundamental que lo que se haga sea con la anuencia del doctor y evitando esfuerzos extras. La idea es relajar y no tensionar los músculos de manera brusca y desordenada.

 

 

Print Friendly
[Total:5    Promedio:4/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados