LA TUTELA, LA CURATELA Y EL DEFENSOR JUDICIAL

TUTELA CURATELA DEFENSOR JUDICIALCuando hablamos de tutela, curatela y defensor judicial, hacemos referencia a las tres instituciones de guardia y protección legal existentes bajo nuestro ordenamiento. Estas instituciones existen con el fin de amparar a la persona y sus bienes, en el caso de los incapacitados y menores que no están ligados a la patria potestad de sus padres, ya sea por cualquier tipo de razón.

La tutela por un lado, es una institución que se constituye para el resguardo de menores y discapacitados en un nivel de discapacidad grave, mientras que la curatela, ampara a menores emancipados, los cuales no tienen padres, también a pródigos (aquellos declarados incapaces al momento de administrar sus bienes), y a discapacitados en un nivel leve de discapacidad. Si bien es mucho más frecuente la tutela que la curatela, ambas existen y se utilizan en el sistema legal.

Pero, ¿cómo determinar en qué estado de discapacidad se encuentra una persona, como para saber si se la debe de amparar bajo tutela o curatela? En este caso, la sentencia judicial de incapacidad será la que determine qué tipo de amparo necesita la persona.

Por otra parte, el defensor judicial será quien intervenga en los casos en los que se sospeche o presuma, que aquellas personas que ostentan la tutela, curatela o patria potestad, estén velando más por sus propios intereses que por los de aquellos a quienes protegen. Un ejemplo muy claro de esto, se puede observar en los casos en donde existe un conflicto de intereses en el momento de repartir los bienes de una herencia.

Siempre es conveniente estar muy bien informado en cuanto a los tres tipos de instituciones de guardia y protección legal, y más aún contar con el asesoramiento de un buen abogado al momento de tener que solicitar alguna de ellas.

A continuación, procederemos a analizar en detalle los tres tipos de instituciones de guardia y protección legal, para que puedas tener así una base firme con respecto al tema y sus conceptos básicos.

  1. TUTELA

La tutela es la institución legal de guardia y protección legal que ampara a todos aquellos menores no emancipados, y que no se hallen bajo patria potestad de sus padres (ya sea porque estos han fallecido o porque el menor ha sido abandonado),  a  menores en situación de desamparo, a personas incapaces y a aquellas personas que han sido sometidas a patria potestad prorrogada (incapacitados mayores de edad).

El tutor será el encargado de educar al menor o incapaz, además de velar por sus intereses de buena manera, y representarle en todos sus movimientos y actos.

Si bien el tutor siempre actuará representando al menor o discapacitado, bajo lo preestablecido por el régimen de tutela, en algunos casos en particular necesitará de la autorización de un juez para actuar. Estos casos son:

  • Si el tutor quiere internar al tutelado en un centro de salud mental o uno de educación especial.

  • Si el tutor quiere vender o gravar cualquier bien, empresa, objeto o valor inmobiliario del tutelado.

  • Si el tutor quiere renunciar a ciertos derechos, aceptar determinados acuerdos o someter a algún tipo de arbitraje cualquier tipo de cuestión que afecte a los intereses del tutelado.

  • Cuando el tutor va a intervenir en la repartición de herencia del tutelado.

  • Si el tutor va a realizar ciertos gastos considerables utilizando los bienes del tutelado.

  • Si el tutor va a interponer alguna demanda (salvo en casos urgentes o de interés económico reducido).

  • Si el tutor va a solicitar algún tipo de préstamo.

¿Cómo se escoge a un tutor?

TUTELAJE ESPAÑAPara la elección de tal cargo, el juez deberá tener en cuenta al cónyuge de la persona, a sus padres, a sus hermanos, a las personas designadas en testamento por los padres del menor, en caso de que sus padres hayan fallecido, y a todos los ascendientes y descendientes, además de a terceros.

El juez siempre otorgará el cargo a aquella persona que consider más apta para desempeñar la tarea de tutor.

Es importante tener en cuenta, que no podrán ser tutores:

  • Quienes previamente han sido destituidos de algún cargo de tutela.

  • Quienes han sido suspendidos o privados del derecho de ejercer la patria potestad, ya sea de forma parcial o total.

  • Quienes estén bajo cumplimiento de pena privativa de la libertad.

  • Quienes estén condenados por algún tipo de delito que haga al juez suponer que no desempeñarán bien el rol de tutor.

  • Quienes materialmente no estén aptos para hacerse cargo de la tutoría (generalmente esto sucede pro cuestiones económicas o laborales).

  • Quienes mantengan algún tipo de enemistad manifiesta con el tutelado.

  • Quienes mantengan algún tipo de conflicto de intereses con el tutelado.

  • Todos aquellos quebrados y concursados que no han sido rehabilitados.

  • Quienes han sido excluidos en disposiciones testamentarias (principalmente en casos en que los padres del menor fallecen).

Por otra parte, el declarado tutor siempre podrá renunciar o negarse a ejercer dicho cargo, por cuestiones relacionadas a enfermedades, la edad, ocupaciones y tareas personales y profesionales, falta de relación con el futuro tutelado o falta de recursos materiales y económicos para hacerse cargo de él.

La renuncia al cargo de tutor, podrá hacerse hasta dentro de los 15 días desde una vez nombrado el cargo.

Además, el cargo de tutor puede ser también retribuido, siendo su remuneración un porcentaje de entre el 4 y el 20%  del rendimiento completo de los bienes del tutelado.

Antes de comenzar a ejercer el rol de tutor, este deberá de realizar un inventario aclarando muy bien todos los bienes de los cuales dispone el tutelado, y una vez extinta la tutela, el tutor deberá de rendir cuentas en base a todos los movimientos y operaciones realizadas en base a dichos bienes.

¿Cuándo se extingue una tutela?

  • Cuando el menor ya ha alcanzado la mayoría de edad y no necesita de su tutor.

  • Cuando la persona adquiere el beneficio de la mayor edad.

  • Cuando el titular de la patria potestad que la ha perdido, la recupera.

  • En casos de fallecimiento.

Siempre que el tutor no esté desempeñando de manera correcta su rol, podrá ser destituido de su cargo por un juez de oficio o a pedido del Ministerio Fiscal o de cualquier interesado. Cuando esto sucede, y mientras se designa un nuevo tutor para el menor o discapacitado,  el defensor judicial será quien vele por los intereses de tal persona.

  1. CURATELA

CURATELA NIÑOS ESPAÑALa curatela es la institución legal de guardia y protección legal encargada de amparar a todos los emancipados huérfanos o de padres incapacitados, los que tienen el beneficio de la mayor edad y los pródigos (aquellos que no pueden administrar por sí mismo sus bienes).

La curatela tiene como fin completar la capacidad de todas las personas que se amparan bajo su manto, por lo que será siempre necesario la intervención de un curador  en todo tipo de actos en los que la persona no sea capaz de llevar a cabo cierta actividad legal.

Al igual que la tutela, siempre se puede renunciar a la curatela, siendo también un cargo retribuido.

  1. DEFENSOR JUDICIAL

DEFENSA JUDICIAL ESPAÑAEl defensor judicial será el que intervenga en todos aquellos casos en los que exista un conflicto de intereses entre los amparados a la patria potestad, tutela o curatela, y quienes ejerzan dichas funciones.

Más allá de esto, el defensor judicial también podrá asignarse previamente a que se proceda a establecer un tutor o curador.

Es una figura legal que siempre guiará su actuar teniendo en cuenta lo estrictamente dispuesto para quienes son tutores o curadores, y los derechos de aquellas personas que se ven amparadas bajo tutela, curatela o patria potestad.

 

 

 

Print Friendly
[Total:2    Promedio:5/5]

Escrito por 

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.

    Encuentrame en :
  • facebook
  • flickr
  • googleplus
  • linkedin
  • pinterest
  • skype
  • twitter
  • youtube
Compartir

Sobre Loroño abogados

Loroño Abogados es un bufete jurídico ubicado en Bizkaia y en Madrid, atendiendo en nuestros despachos en Bilbao, en Getxo y en Barakaldo y en Madrid.
Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados